domingo, 26 de abril de 2015

Cramberry Inn #2: Room For More - Beth Ehemann.





    Hace cuatro años, mis sueños se hicieron añicos en un instante.
    Hace tres meses, encontré algo que no he tenido en años. Esperanza.
    Esa esperanza llegó en la forma de un sexy y despreocupado jugador de hockey llamado Brody Murphy. Él se abalanzó y me conquistó con su gran corazón y la forma en que se preocupaba por mí... y mis niñas. Cuando ellas lo miran, ven al padre que nunca han tenido.
    Ahora, mi pasado y mi presente están chocando y el resultado podría ser demasiado para mí de soportar. ¿Puedo tomar la decisión correcta cuando he pasado toda mi vida tomando las equivocadas?



    ¡Aquí, reportándose Ro! 
    Room For More es la segunda entrega de la trilogía Cramberry Inn por Beth Ehemann, donde seguimos con la historia de Kacie y Brody, la madre de dos gemelas y un jugador profesional de hockey. 
    Ya sabemos que Brody es todo lo que una mujer con cuatro dedos en frente quiere, y eso también lo sabía Kacie, pero al tomar las practicas de enfermería, se encuentra cara a cara con su primer amor y el padre biológico de sus hijas: Mark. 
    Aquí hay más drama (solo un poco más) que en Room For You, ya que Kacie tenía la guerra interna de contarle a su actual novio sobre su ex o no hacerlo. Tengo que admitir que muchas veces quise entrar en el libro y darle un golpe a Kacie para que deje de hacer estupideces y comience a pensar con la cabeza. Es frustante que esconda algo tan importante a su pareja, así que este libro lo leí más rápido que el otro por el simple hecho de querer descubrir si Kacie pensaría con las neuronas que Dios le dio. 


    Como en el anterior libro, Beth escribió la historia desde ambos punto de vistas (Kacie y Brody), y eso lo hace aún mejor al ver en ciertas situaciones, los pensamientos de la otra persona. Debo decir que hubo un momento en el que creí que iba a terminar mal... muy mal, que iba a suceder algo que lo cambiaría todo, pero a la escritora se le nota a las leguas que le gusta pegar infartos a sus lectores... 


    Mark, ahora la razón por la que en todo el libro estas histéric@, es insistente con Kacie, intentando que ella escuche sus "razones" para haberla abandonado con las niñas. Y... ¡no! Dios, yo solo quería golpearlo, no importa lo demás. 
    Brody, como siempre, es el hombre perfecto siendo un total amor con las niñas, Piper y Lucy. Se notaba que tenía un cariño sumamente especial por ellas y su mamá, a parte de ser un hijo increíble. En este libro, él tenía un gran cargo en sus espaldas: se terminaba el contrato con su equipo de hockey, y eso también creaba conflictos con su mejor amigo-manager y el resto del equipo. 
    Es una segunda parte llena de nervios, drama y romance, donde el amor maternal se encuentra presente en todo momento y el primer amor aparece como un fantasma. 
    Yo le doy: 


¿Qué les pareció la reseña? ¿Leyeron el libro? Comenten que les pareció. 

XoXo, LosingGripMe. 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario