martes, 26 de enero de 2016

The Law of Moses - Amy Harmon.




Si te lo digo justo de frente, justo en el momento en que lo perdí, será más fácil para ti poder soportarlo. Sabrás lo que vendrá, y te lastimara. Pero podrás estar preparado.
Alguien lo encontró en un cesto de ropa en la lavandería, envuelto en una toalla, unas pocas horas de vida y cerca de la muerte. Lo llamaron el Bebé Moses cuando compartieron su historia en las noticias de las diez —el pequeño bebé dejado en una cesta en una sucia lavandería, nacido de una adicta al crack y se esperaba que tuviera todo tipo de problemas. Me imagine al bebé del crack, Moses, teniendo una gigantesca grieta que recorriera su cuerpo, como si lo hubieran roto en el parto. Sabía que no era lo que significaba el término, pero la imagen se me quedó grabada. Tal vez el hecho de que estuviera roto me atrajo hacia él desde el principio.
Todo sucedió antes de que yo naciera, y en el momento que conocí a Moses y mi mamá me contó todo acerca de él, la historia era noticia vieja y nadie quería tener algo que ver con él. La gente ama los bebés, incluso bebés enfermos. Incluso bebés del crack. Pero los bebés crecen para ser niños, y los niños crecen para ser adolescentes. Nadie quiere un adolescente en mal estado.
Y Moses estaba en mal estado. Moses era su propia ley. Pero también era extraño y exótico y hermoso. Estar con él iba a cambiar mi vida de una manera que nunca podría haber imaginado. Tal vez debería haberme alejado. Tal vez debería haber escuchado. Mi madre me lo advirtió. Incluso Moses me lo advirtió. Pero no me alejé.
Y así comienza una historia de dolor y promesas, de angustia y curación, de vida y muerte. Una historia de antes y después, de nuevos comienzos e interminables finales. Pero por sobre todo... una historia de amor.



   Dios, no sé como podré hacer esta reseña de la manera en la que este libro se lo merece, pero haré el intento. 
   The Law of Moses de Amy Harmon es, en definitiva, la clase de libro que no esperé, con un trama que no esperé para nada al leer la sinopsis. Y seguro ustedes deben creer qué clase de libro es al leer esta sinopsis. No hay nada de un chico dañado y la chica que es su salvación y luego hay un final horrible. Es más, mucho más que eso
   Comencemos por el principio: esta historia es narrada por Georgia y Moses, aunque en mi punto de vista, es mucho más narrada por este protagonista, lo cual me gustó mucho, ya que es un personaje un tanto... complicado. Las narraciones son perfectas, tiente tanto partes filosofas como sencillas que te meten por completo en el ambiente. Aunque he de admitir que algunas veces, mayormente cuando estaba narrando Moses, las cosas se volvían un tanto confusas y perdías el hilo de la situación por unos segundos, pero Amy supo colocarte en el momento rápidamente. 
   Georgia me encantó en muchos sentidos, desde su forma de ser hasta la forma en la que vivía. Ella es una chica de diecisiete años cuando habla por primera vez con el bebé crack, el cual ya tiene dieciocho. Ambos viven en una pequeña ciudad donde hay campo, establos y caballos viviendo con ellos. Eso se ganó mi entusiasmo desde el inicio. Georgia es una vaquera, con gorro vaquero y botas, que adiestra a los caballos. Es terca, vaya si lo es, y es decidida en todo lo que hace. No da un paso atrás por las situaciones que se le presentan, solo persiste con la cabeza en alto, sin dejarse vencer jamás. Es impulsiva y dice las cosas sin filtro, tal vez con poca sutileza y delicadeza, pero eso es lo que más me gustó.


«Moses me lanzó una mirada que decía, "¡no vayas por ahí!". 
Así que obviamente lo hice.» —Georgia. 


   Moses, por otro gran lado, es... bueno, es extraño. Al principio no logras seguir el hilo, para nada, de su vida. Es una situación tan rara y anormal que no sabes qué pensar, pero luego lo captas y ya. Podría decirles de qué se trata, pero prefiero dejarles con la intriga, porque es algo muy importante en todo el libro y es muy shockeante. Pero dejando eso de lado, Moses es el chico del cual cualquiera podría enamorarse. Intenso, serio pero a la vez burlón y vivaz. Tiene esa forma de pensar sobre la vida que me encantó y da a pensar sobre muchas cosas de la realidad. Porque si este libro es en lo que se destaca, es en la cruda realidad. El egoísmo, la perdida, el dolor y los accidentes lo hacen ver tan real que lo sientes real. No hacen falta escenas de sexo detalladas, porque Amy lo describió de tal forma que lo hizo ver algo tan hermoso y la vez tan aterrador que no sabías con cual sentimiento quedarte, porque eso no solo significaba lo que todo el mundo sabe, sino un sentimiento tan profundo e agudo que podía construir y destruir en siquiera un parpadeo. 
   ¿Lo qué más me gustó? Fue el amor. Fue esa clase de amor que estuve buscando en los libros hacía un tiempo. Intenso, profundo, inmortal. No solo se trata de dos jóvenes que se quieren, porque eso no es cierto, sino del amor a pesar de la diferencia de color de piel, las creencias, la locura y, principalmente, del dolor. Si les soy sincera, fue un amor rápido, pero eso no se vio mal. Porque lo hacía parecer normal, como si fuera inevitable no enamorarse de Moses, a pesar de todo. El tiempo en el libro lo hace parecer una eternidad, a pesar de son 288 páginas, y pasan tantas, tantas cosas que realmente crees que pasaste una vida leyendo esta increíble historia. 
   No puedo decir mucho, de hecho, no quiero decir nada sobre lo que trata todo el libro porque es algo que se los dejo a la imaginación y así se sorprenderán al leerlo, tal vez para mal o para bien, según los gustos de cada uno. Pero a pesar que siempre me opuse a leer o seguir leyendo un libro que contuviese... eso, lo seguí porque simplemente, ya no lo podía dejar. 
   Aquí les dejo algunas frases que derritieron mi corazón, pero como la mayoría que tengo anotado tiene indice de qué va la situación, solo colocaré estas: 


«Puedes estar enloquecido de dolor y no es locura en absoluto.» —Georgia.



«—[...] Cuando un caballo te permite controlar su cabeza, 
moverlo de un lado a otro, es tuyo.» —Georgia.



«Hay reglas. Las leyes de la naturaleza y las leyes de la vida.
La ley del amor y las leyes de la muerte. Y cuando las rompes, hay consecuencias [...]» —Georgia.



«Me gusta tu piel. Amo el color de tus ojos. ¿Se supone que debo ignorar eso?» —Moses.



   Asombroso. Impredecible. Aterrador. En muchos momentos sostienes tu estómago en tu boca y y el corazón en el suelo, pero eso es la maravilla de este libro. 
   Totamente romendado a cualquier persona que necesite una historia profunda de amor que te deja ese sabor agridulce en la boca. ¡Y aquí lo tienen para descargar! 


5/5

¿Qué les pareció la reseña? ¿Leyeron el libro? ¡Comenten libremente su opinión! 

Besos, Ro.


viernes, 22 de enero de 2016

Hearts #1: Six of Hearts - L. H. Cosway.




Pasen, vean y conozcan a Jay Fields: Ilusionista. Metalista. Embaucador.
Yo pienso en triángulos. Tú piensas en líneas rectas.
Te muestro una mesa y hago que creas que es una silla.
Humo y espejos, ilusionismo, distorsión.
Engaño y confundo. Pero sobre todo, doy un buen espectáculo.
El mundo piensa que maté a un hombre, pero no lo hice.  Se paciente conmigo. Es todo parte del plan.
Venganza es lo que quiero. Lo quiero para mí y lo quiero para ella. Lo quiero para los seis de nosotros.
No me recuerda, pero es la razón de todo. Ella será mi premio al final de todo esto —si puedo conservar mi autocontrol, es decir.  Tal vez tenga un desliz, una debilidad, sólo una pequeña.
Así que, ven y elije una carta. Entra y ve el espectáculo. Mira mis manos, mira tan de cerca que no puedes ver lo que está pasando mientras estás tan centrado mirando. Voy a destruir tu mundo desde aquí, bajo el reflector. 
Nunca me veras venir hasta que sea demasiado tarde. 
Sólo tengo un corazón, y después de que tenga éxito con mi engaño, voy a entregárselo directamente a ella.
Así que, siéntate, relájate, y deja a mi chica contarte nuestra historia. Experimentaras un infierno de trayecto.




   ¡Hola, lectores! Aquí les traigo un libro New Adult por L. H. Cosway: Six of Hearts. La sinopsis es clara, Jay es un ilusionista impresionante y lo que quiere es venganza. Hay muchas formas de interpretar esta sinopsis, demasiadas, y yo pensé la incorrecta (lo que no es nuevo porque tengo la deducción de un pez). Es una novela romántica, sensual y misteriosa que te atrae desde el primer momento. Esta historia es narrada por Matilda, viviendo con su padre a pesar de tener veintitantos años y trabajando con él en un tipo de bufet de abogados. Ahí es cuando aparece Jay, con todo su encanto pidiendo que el padre de Matilda lo represente para hacer una denuncia a un periódico y por ciertos motivos u otros, termina viviendo con padre e hija en la misma casa. 
   ¡Si yo tuviera esa suerte! 
   Este libro me demostró una cosa: te puedes enamorar fácilmente de un personaje a pesar de haberlo leído en cinco páginas. ¡Jay Fields es absoluta e increíblemente perfecto! Su encanto y el hecho de que me sorprendió que no sea de esos típicos hombres que se creen el rey del mundo y un autentico mujeriego. Para. Nada. Es adorable, tanto que te derrite, y mantiene ese misterio de su pasado y el presente que te mantiene pegada al libro hasta terminarlo. 
   Por otro lado, esta Matilda. La amé, realmente me encantó como L. H. hizo a su protagonista. Es algo introvertida al principio, pero con el pasar de las páginas, vamos descubriendo a una increíble mujer que sabe lo que le conviene y lo que no. No tiene suerte con los hombres, para nada, y eso me hizo empatizar mucho con ella. Es decidida, y eso me gustó mucho, y tomó decisiones que, sorprendentemente, no me hicieron querer ahorcarla. Y a pesar de que Jay se había convertido en su debilidad (de muchas, muchas maneras) siempre se mantuvo firme. O casi siempre. Lo que cuenta es la intención, ¿no? ¿Y quién en su sano, sano juicio se podría resistir a Jay Fields? 
   Tiene escenas subidas de todo, cosas no muy explicita y normales, en todo caso, pero siento el deber de decirlo. A mi pesar, no me emociona mucho cuando un libro tiene este tipo de escenas, pero creo que este libro lo necesitaba y quedó muy bien con ellas. Como dije anteriormente, esta novela es sexy y adictiva, así que no es recomendable a personas con problemas de corazón, porque el mío casi se derrite en el proceso. 


«—[...] Así que, ¿por qué no vivir con la magia? Ser un niño otra vez y 
creer en lo fantástico. La vida es más divertida con un poco de humo y espejos.»


   No puedo decir más ya que la gracia de Six of Hearts es el misterio y estoy decidida a no dar ningún spoiler.
  Ah, ¿olvidé decir que Jay Fields tiene tatuajes? Ups, creo que eso cierra por completo su nivel de perfección ante los hombres literarios. 
  ¡Nos vemos en mi próxima entrada, lectores! 
¿Qué les pareció la reseña? ¿Leyeron el libro? ¡Son bienvenidos a comentar qué les pareció!

Besos, Ro.

martes, 19 de enero de 2016

Especial de Saga: The Mortal Instruments.

   Hola, lectores, ¡este es el primer especial y de nada más ni de nada menos de la saga Cazadores de Sombras! Una saga de seis libros, una de acción, romance y de fantasía que tiene una película y una serie en proceso. No voy a hablar sobre eso porque me reservo mi opinión para mejor y concentrémonos en los hermosos e increíbles libros. 
   


   En Cazadores de Sombras: Ciudad de Hueso, aquí nos encontramos con la protagonista llamada Clary Fray que una noche conoce a tres jóvenes con tatuajes extraños y que nadie puede ver. Esa misma noche presencia la muerte de nada más ni nada menos que un demonio, cosa que hace que ella no entienda nada de nada. De una forma u otra, termina en el Instituto de Nueva York al ser rescatada por uno de los tres jóvenes que vio asesinar al demonio, Jace, y está decidida a descubrir qué sucedió con su madre. Mientras tanto, arrastra a su mejor amigo Simon al gran mundo de los Cazadores de Sombras. 
   Debo admitir que tarde muchísimo en leer este primer libro, pero luego de la mitad o más del libro, todo comienza a volverse mucho más interesante. En ese momento, la falta de escenas bonitas o románticas jugó en contra en mi opinión, pero ahora sé que si lo releería, no me molestaría para nada la falta de esta. Tiene lo justo y necesario para esperar más y más y la acción que la abunda es impresionante en los seis libros completos. Tiene muchas sorpresas este primer libro, cosas que no te imaginabas ni en sueños (salvo que hayas visto la película, la cual no fue del todo fiel al libro) y mucho más que le sigue en los otros cinco libros. 
   Es una saga increíble, una de mis favoritas y que tengo como orgullo en mi biblioteca. Y a pesar de que la narración de Cassandra Clare es muy detallista, es la gran excepción en cuanto el aburrimiento en esas partes. A parte, creo que no hay ser humano con todas las neuronas en su cabeza que no ame incondicionalmente a Jace Wayland aún cuando es un completo idiota y egocéntrico rubio natural. 



«Siempre pensé que el amor te vuelve estúpido. Te hace un mal cazador de sombras. 
Amar es destruir. Creía eso. Y entonces te conocí.» —Jace Wayland.


«—Por supuesto —dijo él burlón —. Nos encanta reproducirnos. 
Es una de nuestras diversiones favoritas.» —Jace Wayland.


«Amar es destruir y ser amado es ser destruido.» —Jace Wayland.


«No soy un ángel, Jace. No devuelvo libros de la biblioteca. Bajó música 
ilegalmente de Internet. Miento a mi madre. Soy completamente normal.» —Clary Fray.


«Sus vidas brillaban con la misma fuerza que las llamas de una vela... y podían apagarse con la misma facilidad.»


«—Si, bueno. Y también era demasiado pedir que te molestaras en llamarme 
y decirme que te habían liado con un rubio teñido medio gótico 
que probablemente conociste en el Pandemonium.
—No me he liado con nadie. 
—Y soy rubio natural, solo para que conste.» —Simon, Clary y Jace. 
(Morí de risa y me sé de memoria esa parte)


«—Ya te has enamorado de la persona equivocada?
—Por desgracia, mi único amor verdadero sigo siendo yo mismo. 
—Al menos, no tienes que preocuparte del rechazo, Jace Wayland
—No necesariamente. Me rechazo a mi mismo de vez en cuando 
para no perder el interés.» —Dorothea y Jace.


«—Basia coquum —repuso Simon —. O comoquiera que sea su lema.
—Es «Descensus Averno facilis est». «El descenso al infierno es fácil» 
—explicó Alec —. Tu has dicho: «Besa al cocinero».
—Maldita sea —exclamó Simon —. 
Sabía que Jace me la estaba pegando.» —Simon y Alec.


«No puedes salvar a otros hasta que te hayas salvado a ti mismo primero.»


«—Mantente alejada de mis cuchillos. De hecho, no toques 
ninguna de mis armas sin mi permiso.
—Vaya, adiós a mi plan para venderlos en eBay.
—¿Venderlos donde?
—Un lugar mitico de gran poder mágico.» —Jace y Clary.


«—Te amo y te amaré hasta que muera, y si hay una vida después de esta, 
te amaré también entonces.» —Jace Wayland.


«Somos muchos nefilim en un mundo lleno de mundanos.» —Cassandra Clare.


   Esta recopilación de frases y escenas no son nada, hay muchas más iguales de hermosas y tan graciosas que te hacen reír sola como una desquiciada. Y ni hablar de todo lo hermosamente tierno que dice Jace a Clary en los seis libros. No hay entradas suficientes para poder poner todas las escenas que amé y amo. 
   Y con esto me despido, lectores. Espero que les haya gustado :) 

Besos, Ro.

martes, 12 de enero de 2016

Stage Dive #1: Lick - Kylie Scott.





   Despertar en Las Vegas nunca debió haber sido así.Los planes para la celebración del vigésimo primer cumpleaños de Evelyn Thomas en Las Vegas eran grandes. Enormes. Pero jamás se hubiera imaginado despertar en el suelo de un baño, con una resaca que competía con la peste negra, un semidesnudo y muy atractivo hombre tatuado y un diamante en su dedo lo suficientemente grande como para asustar a King Kong. Si sólo pudiese recordar cómo sucedió todo.
Una cosa era cierta, estar casada con el hijo predilecto del Rock and Roll seguro sería un paseo salvaje.


   ¡Hola, lectores! Les traigo este libro, el primero de la serie Stage Dive por Kylie Scott, Lick. Aquí nos encontramos en la primera página con Evelyn en un baño, con resaca y sin recordar absolutamente nada. Se suponía que ella y su mejor amiga, Lauren, iban a festejar su cumpleaños N°21 en Las Vegas, a lo grande. Pero en vez de eso, terminó casada con el guitarrista de la famosa banda de rock, Stage Dive, y con un tatuaje en su trasero (ajá, sí, leyeron bien). 
   Mientras que nuestra protagonista tiene que lidiar con la prensa tras ella como una correteada de una manada de perros con un gato, David Ferris decide que lo tiene que acompañar a Los Angeles para anular el matrimonio. Claro, que ella acepta, lo que sea por seguir con la normalidad de su vida y acabar con todo eso de una vez por todas. Pero el asunto se descontrola cuando, luego de conocer a los... interesantes integrantes de la banda, Evelyn y David terminan juntos en una casa apartada de la locura en LA. 
   Es un libro muy entretenido, aparte de divertido, tierno y sexy. Kylie ha manejado las escenas eróticas de una forma que a veces lograbas reírte por las ocurrencias de Evelyn y que no sintiera las ganas de saltarme las páginas por ser tan empalagoso o demasiado descriptivo hasta el punto de que sea bizarro. Fue simple y normal, como prefiero que sean. A Ev la creó con una personalidad dura —que me encantó— y con una chispa que te hace reír a medida que lees el libro. Sus decisiones me gustaron y lo cierto es que pensaba muchas veces al igual que ella. Mientras que David es... bueno, atractivo como el infierno y muy talentoso, con un pasado complicado y duro. No es muy expresivo y es distante al principio lo que es muy contradictorio cuando él sí estuvo consciente y con la mente libre de alcohol al casarse con Evelyn. ¿Acaso eso tiene algún sentido? Aún cuando nuestro protagonista lo explica, no me pareció algo... sensato que haría uno porque si y porque puede. Así que, eso le restó algunos mini-puntos en mi opinión. 
   Me ha gustado el romance entre ellos, como fue creciendo y como te demostraba que el tiempo y el amor son dos cosas a parte. Son muy chulos (tiernos) juntos y muchas veces te derrite el corazón, pero aún así, yo no me sentí "enamorada" de David, solo sentí un leve cariño hacia él. Este no es el mejor ni el peor libro romántico que leí, fue entretenido y bonito, me gustó lo suficiente como para seguir con toda la serie de Stage Dive



«Hizo un ruido como gruñido y de repente sus brazos estaban alrededor mío, 
jalándome contra él. Me tomó con la guardia baja y tambaleé, 
mi nariz chocando contra su pecho. Dolió. Pero olía bien. 
Limpio, masculino y bueno… familiar. Una parte de mi recordaba haber estado
 tan cerca de él y era reconfortante. Algo en mi mente decía “seguro”. 
Pero no pude recordar cómo o porque.» Evelyn sobre David.


«Se inclinó así podía ver su rostro, su cabello oscuro colgando. 
—Aquí estás. Así que, pensé en ti y de pronto, tenía algo que decir. 
No había tenido nada que quisiera decir en un largo tiempo. 
No servía para nada. Todo era siempre lo mismo. 
Pero tú cambiaste las cosas. Me arreglaste.» David.


«Estar contigo es una tortura, pero una buena tortura.» David.



   Tiene muchas frases hermosas, por lo que aquí solo están las que más me gustaron (aunque no son todas). Aquí les dejo el link de descarga: 


Y con esto, me despido. 
¿Qué les pareció la reseña? ¿Leyeron el libro? Comenten que opinan :)

Besos, Ro.

sábado, 9 de enero de 2016

Una vida oculta #1: El lado oscuro - Sally Green.




   Inglaterra, época actual. Nathan Byrn sabe que no es como los demás. Aunque su madre era una respetada Bruja Blanca, su padre pertenece al linaje de los temibles Brujos Negros, lo cual hace de él un ser dividido que se debate entre la luz y las tinieblas. Este origen no le permite integrarse plenamente a la comunidad Blanca, la cual lo trata con desprecio y recelo. El hecho de que Nathan sea, además, hijo de Marcus, el más temido y odiado de los Brujos Negros, sólo sirve para empeorar su situación. El Consejo de los Brujos Blancos ha decidido someterlo a un control brutal para evitar que su lado sombrío se imponga. No obstante, llega el momento en el que Nathan decide convertirse en el dueño de su destino: será él y nadie más quien determine su camino.



   ¡Hola, lectores! Bien, he estado desaparecida por un laargo tiempo, pero extrañaba dar mi opinión sobre los libros que leo y bueno, aquí estoy. 
   Hoy les traje el primer libro de la trilogía Half Bad (La Vida Oculta), El Lado Oscuro de Sally Green. Comenzaré a decirles que es increíble, asombroso, impresionante, cruel y muchas palabras más que describen a la perfección este libro. 
   Es de un mundo de magia (*oh, no me digas*) donde existen Brujos Blancos,  Brujos Negros, Mestizos y luego esta Nathan, un Código Medio por ser hijo de una Bruja Blanca y el más poderoso Brujo Negro. Esto provoca que su vida sea muy difícil, ya que su padre es buscado por cientos de asesinatos, y por eso, el Consejo (Brujos Blancos que usan excusas para ser mucho más malos que los Brujos Negros) manda sobre la vida de este pobre chico. 
   Al principio no se entiende nada, ya que Nathan se encuentra en circunstancias extrañas y la narración no es más ni menos como si se hablase a sí mismo. Pero luego, Sally nos narra en primera persona como sobrevive este joven desde niño entre sus tres hermanastros y su abuela, toda una familia de Brujos Blancos por parte de su madre. 
   Como dije antes, este libro es cruel. Las cosas por las que Nathan pasa solo porque es hijo de un Brujo Negro son impresionantes, pero aún así, no se arrepiente de ser hijo de Marcus, el brujo más poderosos de todos. Me ha encantado que no intentase ser una cosa o la otra (bueno o malo), él se deja ser libremente, sin pensar en consecuencias, lo que también trae problemas y momentos inesperados en todo el libro, momentos que te chocan y que tienes que volver a releer esas partes porque aún no te lo crees. Su personalidad es fuerte y a la vez débil, es raro, pero me ha gustado mucho como protagonista. Sally conservó su inocencia aún al haber crecido al querer conocer a su padre, a quien jamás en su vida vio, y tiene una loca fantasía de que él lo vigila y busca el momento perfecto para ir a buscarlo. 
   Durante todo el libro —o al menos en la mayor parte—, no sabes en quien confiar. ¿Ese es bueno o es una trampa? ¿Será un espía? A veces ni siquiera se puede confiar en nuestro protagonista y eso lo mantiene interesante, a parte de muchas cosas más, como la acción y la fantasía, pero claro que el romance no podía faltar en esta historia, aunque sea tan ligero como una pluma. 
   Nathan conoce a una Bruja Blanca, una hermosa joven que iba en su misma clase. No pueden estar juntos por varias razones, pero las principales son: porque el Consejo no aprueba que el Código Medio se acercase a Brujos Blancos sin previo aviso al Consejo y porque Annalise proviene de una familia pura por generaciones y ellos odian a todos los Brujos Negros (entre ellos, Nathan). Pero esa chica era diferente y por mucho tiempo, nuestro protagonista se siente atraído hacia ella. 
  Tal vez ese leve romance no sea necesario o fundamental en el libro, pero en este libro, el amor va más allá que un simple romance. Se trata del amor de la familia, ese amor que aún en los días más oscuros de Nathan, lo mantienen con vida. 

—Me está pasando, Arran. Puedo sentirlo. Soy un Brujo Negro.

—No, no lo eres. Esto es tu cuerpo, no tú. El verdadero tú no tiene nada que ver con ser un Brujo Negro. Hay algunos de los genes de Marcus en ti, y algunos de los de Saba. Eso es físico. Y las cosas físicas, los genes, tu Don, no son las que hacen a un Brujo Negro. Tienes que creerlo. Lo que muestra quién eres es cómo piensas y cómo te comportas. No eres un ser maligno, Nathan. Nada en ti es maligno. Tendrás un Don poderoso, todos somos capaces de ver eso, pero la manera en que lo uses es lo que te enseñará a ser bueno o malo.


   En resumen, es un libro asombroso, con el material que buscada desde hace mucho tiempo. Tal vez no sea para todo el mundo, pero si les gusta la magia (aunque no es tanto sobre eso en este libro), los fugitivos y la sobrevivencia a toda costa, este es su libro. A parte, esta increíble escritora ha manejado a la perfección los personajes, los acontecimientos y la fantasía, sin ser demasiado detallista y sin dejar de lado la imaginación, así que mi puntuación es claramente:
¿Qué les pareció la reseña? ¿Lo leyeron? ¿Les gustó?

Besos, Ro.