martes, 26 de enero de 2016

The Law of Moses - Amy Harmon.




Si te lo digo justo de frente, justo en el momento en que lo perdí, será más fácil para ti poder soportarlo. Sabrás lo que vendrá, y te lastimara. Pero podrás estar preparado.
Alguien lo encontró en un cesto de ropa en la lavandería, envuelto en una toalla, unas pocas horas de vida y cerca de la muerte. Lo llamaron el Bebé Moses cuando compartieron su historia en las noticias de las diez —el pequeño bebé dejado en una cesta en una sucia lavandería, nacido de una adicta al crack y se esperaba que tuviera todo tipo de problemas. Me imagine al bebé del crack, Moses, teniendo una gigantesca grieta que recorriera su cuerpo, como si lo hubieran roto en el parto. Sabía que no era lo que significaba el término, pero la imagen se me quedó grabada. Tal vez el hecho de que estuviera roto me atrajo hacia él desde el principio.
Todo sucedió antes de que yo naciera, y en el momento que conocí a Moses y mi mamá me contó todo acerca de él, la historia era noticia vieja y nadie quería tener algo que ver con él. La gente ama los bebés, incluso bebés enfermos. Incluso bebés del crack. Pero los bebés crecen para ser niños, y los niños crecen para ser adolescentes. Nadie quiere un adolescente en mal estado.
Y Moses estaba en mal estado. Moses era su propia ley. Pero también era extraño y exótico y hermoso. Estar con él iba a cambiar mi vida de una manera que nunca podría haber imaginado. Tal vez debería haberme alejado. Tal vez debería haber escuchado. Mi madre me lo advirtió. Incluso Moses me lo advirtió. Pero no me alejé.
Y así comienza una historia de dolor y promesas, de angustia y curación, de vida y muerte. Una historia de antes y después, de nuevos comienzos e interminables finales. Pero por sobre todo... una historia de amor.



   Dios, no sé como podré hacer esta reseña de la manera en la que este libro se lo merece, pero haré el intento. 
   The Law of Moses de Amy Harmon es, en definitiva, la clase de libro que no esperé, con un trama que no esperé para nada al leer la sinopsis. Y seguro ustedes deben creer qué clase de libro es al leer esta sinopsis. No hay nada de un chico dañado y la chica que es su salvación y luego hay un final horrible. Es más, mucho más que eso
   Comencemos por el principio: esta historia es narrada por Georgia y Moses, aunque en mi punto de vista, es mucho más narrada por este protagonista, lo cual me gustó mucho, ya que es un personaje un tanto... complicado. Las narraciones son perfectas, tiente tanto partes filosofas como sencillas que te meten por completo en el ambiente. Aunque he de admitir que algunas veces, mayormente cuando estaba narrando Moses, las cosas se volvían un tanto confusas y perdías el hilo de la situación por unos segundos, pero Amy supo colocarte en el momento rápidamente. 
   Georgia me encantó en muchos sentidos, desde su forma de ser hasta la forma en la que vivía. Ella es una chica de diecisiete años cuando habla por primera vez con el bebé crack, el cual ya tiene dieciocho. Ambos viven en una pequeña ciudad donde hay campo, establos y caballos viviendo con ellos. Eso se ganó mi entusiasmo desde el inicio. Georgia es una vaquera, con gorro vaquero y botas, que adiestra a los caballos. Es terca, vaya si lo es, y es decidida en todo lo que hace. No da un paso atrás por las situaciones que se le presentan, solo persiste con la cabeza en alto, sin dejarse vencer jamás. Es impulsiva y dice las cosas sin filtro, tal vez con poca sutileza y delicadeza, pero eso es lo que más me gustó.


«Moses me lanzó una mirada que decía, "¡no vayas por ahí!". 
Así que obviamente lo hice.» —Georgia. 


   Moses, por otro gran lado, es... bueno, es extraño. Al principio no logras seguir el hilo, para nada, de su vida. Es una situación tan rara y anormal que no sabes qué pensar, pero luego lo captas y ya. Podría decirles de qué se trata, pero prefiero dejarles con la intriga, porque es algo muy importante en todo el libro y es muy shockeante. Pero dejando eso de lado, Moses es el chico del cual cualquiera podría enamorarse. Intenso, serio pero a la vez burlón y vivaz. Tiene esa forma de pensar sobre la vida que me encantó y da a pensar sobre muchas cosas de la realidad. Porque si este libro es en lo que se destaca, es en la cruda realidad. El egoísmo, la perdida, el dolor y los accidentes lo hacen ver tan real que lo sientes real. No hacen falta escenas de sexo detalladas, porque Amy lo describió de tal forma que lo hizo ver algo tan hermoso y la vez tan aterrador que no sabías con cual sentimiento quedarte, porque eso no solo significaba lo que todo el mundo sabe, sino un sentimiento tan profundo e agudo que podía construir y destruir en siquiera un parpadeo. 
   ¿Lo qué más me gustó? Fue el amor. Fue esa clase de amor que estuve buscando en los libros hacía un tiempo. Intenso, profundo, inmortal. No solo se trata de dos jóvenes que se quieren, porque eso no es cierto, sino del amor a pesar de la diferencia de color de piel, las creencias, la locura y, principalmente, del dolor. Si les soy sincera, fue un amor rápido, pero eso no se vio mal. Porque lo hacía parecer normal, como si fuera inevitable no enamorarse de Moses, a pesar de todo. El tiempo en el libro lo hace parecer una eternidad, a pesar de son 288 páginas, y pasan tantas, tantas cosas que realmente crees que pasaste una vida leyendo esta increíble historia. 
   No puedo decir mucho, de hecho, no quiero decir nada sobre lo que trata todo el libro porque es algo que se los dejo a la imaginación y así se sorprenderán al leerlo, tal vez para mal o para bien, según los gustos de cada uno. Pero a pesar que siempre me opuse a leer o seguir leyendo un libro que contuviese... eso, lo seguí porque simplemente, ya no lo podía dejar. 
   Aquí les dejo algunas frases que derritieron mi corazón, pero como la mayoría que tengo anotado tiene indice de qué va la situación, solo colocaré estas: 


«Puedes estar enloquecido de dolor y no es locura en absoluto.» —Georgia.



«—[...] Cuando un caballo te permite controlar su cabeza, 
moverlo de un lado a otro, es tuyo.» —Georgia.



«Hay reglas. Las leyes de la naturaleza y las leyes de la vida.
La ley del amor y las leyes de la muerte. Y cuando las rompes, hay consecuencias [...]» —Georgia.



«Me gusta tu piel. Amo el color de tus ojos. ¿Se supone que debo ignorar eso?» —Moses.



   Asombroso. Impredecible. Aterrador. En muchos momentos sostienes tu estómago en tu boca y y el corazón en el suelo, pero eso es la maravilla de este libro. 
   Totamente romendado a cualquier persona que necesite una historia profunda de amor que te deja ese sabor agridulce en la boca. ¡Y aquí lo tienen para descargar! 


5/5

¿Qué les pareció la reseña? ¿Leyeron el libro? ¡Comenten libremente su opinión! 

Besos, Ro.


9 comentarios:

  1. Hola!! Muchas gracias por dejar el libro para descargar, me lo voy a leer, que me intrigó muchísimo la reseña, además de que la portada es bastante interesante.
    ¡Me alegra que te haya gustado este libro y ojalá me guste también a mi!
    Un abrazo :)
    Fedra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te guste tanto como a mi, y de hecho, lo comencé a leer solo porque la portada me llamó mucho la atención jajaja.
      ¡Besos!

      Eliminar
  2. ¡Hola! Quiero leerlo ya mismo (gracias por el link) me quedé sin palabras, me dejaste con mucha intriga y necesito saber YA. Muy linda reseña y muy linda portada además. ¡Besos!<3

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! ¿Cómo estás? La verdad que no conocía este libro, he leído uno solo con referencias a las drogas, pero me encantaría darle una oportunidad a este. Se nota que te ha gustado, te felicito por tu forma de expresión, sabes transmitir las ganas de leerlo a quien vea tu opinión. ¡Además de tener una hermosa portada!
    Va directamente a mi lista :)
    Me gustó mucho tu blog, ya tenes una nueva seguidora, te espero en el mío.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Wow! Excelente reseña, ¡Qué ganas de leerlo que tengo! :D
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Hola,
    Tengo un gran problema con las historias de amor. Todas me parecen predecibles y otras poco probables. Pero me llama mucho la atención de que el libro es completamente diferente a lo que imaginaste y que sea mucho más a lo esperado, como también el hecho de que describa la realidad, incluyendo el dolor y la perdida.
    Me dejaste con una gran intriga y espero poder conseguirlo para así empezar la historia.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, si, a mi también me parecen predecibles y demás, aunque aún así me encantan (la mayoría). Así que este libro fue como una ventisca nueva para renovar los pulmones :)
      Espero que te llegue a gustar tanto como a mi.
      ¡Besos!

      Eliminar
  6. ¡Hola!
    La verdad es que cuando leí la sinopsis sí pensé que sería un libro de "esos". La mayoría se me hacen repetitivos: el chico dañado, la chica inocente y así. Pero, al leer tu reseña, sé que me estoy equivocando. Me sorprende que tenga menos de 300 páginas. Lo apuntaré para una futura lectura, seguramente me lleve una agradable sorpresa.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  7. ¡Me alegro mucho de que te gustara! Yo no lo conocía pero tu reseña me generó mucha intriga sobre la historia :) Me gustó esto de que te sorprendiera, que no fuera nada lo que esperaste.

    Prometo tenerlo en cuenta!

    Un beso grande

    Nati
    http://khaleesigeek.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar