martes, 14 de junio de 2016

Fall Away #1: Bully - Penelope Douglas.

   Mi nombre es Tate. Sin embargo, él no me llama así. Nunca se referiría a mí tan informalmente, si es que se refiere a mí en absoluto.
   Somos vecinos, y una vez, fuimos mejores amigos. Pero entonces, un verano, me dio la espalda y su misión ha sido fastidiar mi vida en cada oportunidad. He sido humillada, evitada, y víctima de chismes durante toda la secundaria. Sus bromas y rumores se hicieron más sádicos con el pasar del tiempo, y estaba cansada de esconderme de él. Me preocupaba por lo que estuviera a la vuelta de cada esquina y detrás de cada puerta.
   Así que me fui.
   Pasé un año estudiando en el exterior y disfruté de la libertad de vivir sin Jared. Ahora estoy de vuelta para terminar la escuela e irme de aquí para siempre. Espero que después de un año de espacio para respirar, él haya seguido adelante y se haya olvidado de mí.
   Pero incluso si no ha cambiado, yo lo he hecho. Ya no estoy interesada en evitarlo o poner la otra mejilla. Vamos a estar cabeza a cabeza, ya que ninguno de los dos quiere dar marcha atrás.




   ¡Hola, lectores! ¿Cómo han estado? Espero que bien y no tan vueltos locos por el instituto, universidad, trabajo, etc. 
   Hoy les traigo un libro que mi mejor amiga y parabatai me había recomendado hace un año, pero lo aplace porque la verdad que tampoco le veía la gran cosa. Hace dos días estaba algo aburrida y con un poco de bloqueo de lector, así que lo agarré, y desde el inicio me atrapó. 
   Tate es una chica de 17 años que pasó casi 4 años siendo el blanco de bromas y vergüenza de Jared, el chico que antes solía ser su mejor amigo pero que de un día para otro, se volvió en su contra, frío y cortante. Ella nunca había entendido porqué había sucedido ese cambio, aunque debo admitir que para mi fue como sumar 2+2 mientras leía el libro. Él no tenía compasión, era realmente muy cruel, y podemos verlo durante, al menos, la mitad del libro y principalmente en el primer capítulo, donde Tate nos narra un año antes de que volviese de su viaje de intercambio por un año. Ahí, podemos ver el cambio que hizo ella en el extranjero. Cuando un año atrás se quería esconder, lloraba ante las burlas, se mantenía siempre en alerta porque él lograba atraparla con alguna de las suyas, ahora volvió con energías y decidida a no dejarse vencer por él, y a pesar que la fuerza con la que él a veces golpeaba, ella demostró que también podía ser dura si quería. 


«[...] No iba a ser una de esas chicas tontas de una novela romántica en un 
triángulo amoroso que no podía elegir. No es que estuviera en un triángulo amoroso, 
pero nunca entendí como una chica no puede saber si realmente quiere a un tipo. 
Podemos estar confundidos acerca de lo que es bueno para nosotros, 
pero no sobre lo que realmente queremos.»


   Ella me gustó mucho en este sentido. Era dura, tenía una llama dentro de ella, y Penelope la creo como humana; frágil y a la vez dura. Pero principalmente, con errores humanos que hasta nosotros mismos podemos cometer si no nos damos cuenta de ante mano. Aunque debo admitir que amo cuando las protagonistas atacas y son algo «malas» con las personas que la presionan y molestan, dijo cosas que me dolieron hasta a mi y eso me gustó —lo sé, es contradictorio lo que estoy diciendo—. La escritora no la hizo perfecta, como la señorita que dice siempre lo correcto en el momento correcto, sino como una chica que atacaba cuando comenzaba a sentirse amenazada, y tal vez eso era un efecto colateral del bullying que sufrió y sufría en manos de Jared y su amigo, Madoc.


«—No te escondas de mi, y no me pidas que me oculte.»


   Jared es como el típico chico malo, respetado, mujeriego, frío y bla bla bla. Me conozco este tipo de chicos (en los libros, claro esta jajaja) como la palma de mi mano, pero eso no le quita que en un principio me gustaba mucho. Por que, vamos, el cliché tiene un encanto obsesivo y todos lo sabemos. Pero mientras más leía, podía ver sus cambios de animo (totalmente contradictorios), sus acciones y sus palabras, y había veces que en lo único que pensaba era «¡No te entiendo, eres peor que una mujer histérica!» porque a veces realmente era exasperarte.Entiendo, algo malo le sucedió y eso, pero creo que la forma en la que atacaba a Tate no hacía más que demostrarme que era un completo inmaduro. Pero admito, al inicio de leer y no saber nada de él, necesité que haya un libro narrado por Jared porque nada encajaba para mi, y gracias a todos los libros del mundo, si lo hay y se llama Until You, pero aún no sé si lo leeré, porque este libro no me dejó con el buen sabor en la boca como esperaba. 


«—Las carreras no importan, Tate —dijo contra mis labios —. 
No hay otro lugar donde quiera estar que contigo.»


   Yo no esperaba que ella lo perdonase, de hecho, esperaba que le dé su merecido, pero me llevé una pequeña decepción en eso, aunque Penelope hizo que el odio hacia él dure lo necesario para que parezca algo real. Fue adictivo, lo juro, a pesar de esas cosas que me molestaron, ya que a forma en la que desarrolla la historia es extraña y algunas cosas quería que se resuelvan o al menos que les de un final, pero quedaban un poco en el aire y en la nada. 


«—Tenía la esperanza de que pudiéramos seguir adelante sin mirar atrás.»


   *Lo mira como si estuviese loco* Ajá, si, seguro yo dejaría atrás todo el sufrimiento *sarcasmo*

   Es el cliché en persona, lectores, lo admito, pero creo que principalmente por eso lo empecé a leer. Soy una amante del cliché, ¿alguien más? 
   Espero que cuando lo lean, les guste más que yo y lo disfruten más. Pero les prometo, que aunque no les llegue a gustar nada, no podrán parar de leer. 



PD: He colocado una encuesta por el lado derecho del blog para que elijan un genero o varios para una recomendación de novelas de Wattpad. ¡Voten!



3/5

¿Qué les pareció la reseña? ¿Lo han leído? ¡Comenten su opinión!

Besos, Ro.

5 comentarios:

  1. Hola!
    Siendo sincera no es el tipo de historias que disfruto leer. Si me gusta de tanto en tanto, entre lecturas "más pesadas" o de otro género, leer new adult, pero este libro en particular no me llamó la atención.
    De todas maneras, me gustó tu reseña (a pesar del pequeño spoiler! Bah, en esta clase de historias, siempre terminan juntos).
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Si te soy honesta, hace bastante que no leo historias de este tipo, hace un tiempo me habían cansado, pero te doy toda la razón en que en el fondo, el cliché obsesiona un poco y gusta, a pesar de todo. Puede ser una buena opción para retomar :)
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hola !
    Aún no lo he leído, espero que este bueno, muchas gracias por la reseña :)

    Aquí me quedo, te sigo!

    Me gustaría que te pases por mi blog literario para ver qué te parece y si te gusta, sígueme :).

    saludos nos leemos!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola Ro!
    El bullying... me encanta cuando los libros tocan temas sensibles que muchos lectores pueden llegar a sentirse identificados.
    Me encanta la idea de saber que Tate se hizo dura, que decidió ser un persona nueva y "superar esto". Amo cuando reflejan a los personajes como humanos reales y no utopías de perfección.
    Jared... no me quedo muy claro si sabemos mucho de su historia de fondo, pero desde ya no me agrada, me molesta. Y es raro, los chicos malos suelen gustarme; pero solo por su parte humana.
    No puedo entender porqué lo perdonó, pero supongo que después de leerlo lograré entender un poco más.
    ¡Muy linda reseña! Espero leerte pronto.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  5. Hola! Yo tambien amo los cliches, aunque me cueste admitirlo jajaja
    No conocia el libro y me dieron ganas de leerlo, capaz que en formato electronico.
    Es decepcionante cuando no logras conectar con un personaje o no lo soportas, espero que eso no me pase con Jared.
    Un beso.

    ResponderEliminar