lunes, 20 de febrero de 2017

La coincidencia #1: La coincidencia de Callie y Kayden - Jessica Sorensen.

   Callie nunca ha creído en la suerte. No desde el día de su duodécimo cumpleaños, cuando todo le fue arrebatado. Después de que pasara lo peor, prometió que nunca se lo contaría a nadie. Ahora, seis años después, todavía lucha contra ese doloroso recuerdo que amenaza con consumirla.
   Para Kayden, la única manera de sobrevivir a los maltratos de su padre es obedecer. Pero una noche, un terrible error amenaza con destrozar su vida y Callie aparece a tiempo para evitar que caiga en el abismo.
   Cuando el destino les hace coincidir de nuevo en la universidad, Kayden está decidido a conocer a la preciosa chica que cambió su futuro. Tranquila y reservada, Callie tiene miedo de permitir que otra persona entre en su mundo. Pero Kayden está convencido de que Callie ha vuelto a su vida por un motivo. Todo intento de acercarse le llevará a darse cuenta de que, esta vez, es ella quien necesita ser rescatada.



   ¡Buenas tardes, personitas que leen! ¿Cómo han estado? Hoy les traigo la reseña de un libro que había estado esperando para leer muuucho tiempo. Es el primer libro de la saga La Coincidencia. En esta saga son como 7 LIBROS. Ajá. Yo también puse esa cara cuando supe esto, aunque solo tres tratan sobre estos dos personajes (Callie y Kayden), los demás son de otros personajes que aparecen en este libro.
   Ya por la sinopsis sabemos que estos personajes tuvieron un pasado duro o hasta un presente muy malo. La vida de Callie había cambiado en su cumpleaños número doce para siempre y Kayden aún sigue con esa vida de m%#&da. El libro esta narrado por ambos, así que vemos cómo es cada uno desde lo profundo de sus pensamientos, aunque debo admitir que no son tan profundos, sino que son más... depresivos y planos (ajá, planos) que ya con unas pocas páginas leídas conocemos al personaje a la perfección. Jessica creó a unas personas que ven dolor, pena y sufrimiento por todos lados (y entiendo, pasaron momentos duros, pero creo que esto ya es exagerado). Ellos no llegaron a mi, como mayormente los personajes lo hacen. No me hicieron sentir emociones mientra leía ni me encariñé con ellos. 
   Y eso es muy malo cuando uno lo que quiere es conectarse con la historia y salir un poco de la realidad.
   El prólogo nos muestra la vida de ambos (solo un poco) en la actualidad, cómo son y demás, y luego, el libro transcurre unos cuatro meses después de eso, en la universidad. Ellos se conocían desde antes, sus familias eran amigas, pero jamás se prestaron verdadera atención el uno al otro. Hasta que Callie salva a Kayden de una grande y este esta obsesionado con conocerla. Y cuando ve que va a la misma universidad que ella, intenta acercársele lo mayor posible, pero ella no deja que nadie se le acerque, excepto su mejor amigo, Seth, con quien tiene la mayor confianza.
   A ver. Muchas cosas de este libro me dieron un poco de bronca, ya que hubo cosas que eran estúpidas pensar o creer cuando sabes que algo tan grave debe ser notificado, pero no lo haces, porque ya pasó mucho tiempo. Pura. Idioteces. Pero dejé eso a un lado y me enfoqué en la historia y en los personajes. Esperaba que ellos sean mejores, más profundos, menos niñatos depresivos. Porque eso es lo que eran. Sus pensamientos eran vagos, a veces hasta no sabías realmente por qué eran así, y llegué a la conclusión que no había un por qué de ser en ellos. Eran así porque eran así, y ya. Por ejemplo, Callie: se dejaba intimidar, se volvía algo que realmente era patético, ¿y aún así esperaba no ser la burla del lugar? Creo que hay cosas que Jessica tuvo que omitir o cambiar, porque hizo a una protagonista tonta, sin mucho respeto por si misma al dejarse tratar de ciertas formas. Y eso no tiene nada que ver con lo que le sucedió en el pasado.
   La historia es como cualquier otra, si soy sincera. Aunque yo amo el cliché, es mi debilidad. La historia en sí, no me desagrado. Los tiempos, los momentos, fueron buenos y entretenidos. El libro tiene una buena narración, un poco vaga y tal vez más sencilla de lo que a mi me gusta, pero esta bien narrada. Pero, —creo que tengo un pero para cada cosa que digo para este libro jajaja— no me llegó. Para nada. No me sentí desorientada luego de terminarlo o con un vacío en pecho que sientes luego de terminar un buen libro, siquiera me interesa seguir con la historia a pesar de cómo terminó. Acepto que fue una lectura que cuando la agarraba, no podía dejar de leer, porque era adictiva, pero creo que solo es un libro para pasar el tiempo. ¿Estas aburrid@ y tienes ganas de leer algo ligero, un poco dramático y sencillo? Lee este libro.


¿Qué les pareció la reseña? Si han leído el libro, ¡eres bienvenido a comentar tu opinión!

Besos,

No hay comentarios.:

Publicar un comentario